El viñedo de Bodega SEPTIMA consta de una superficie total de 185 ha emplazadas a 1050 msnm. Actualmente, se encuentran en plena producción 153 ha, ubicadas en la zona alta de Agrelo, Ruta Int. Nº 7, kilómetro 6,5 Luján de Cuyo, Mendoza.


  • La propiedad se encuentra situada a 1050 msnm. Esta altitud determina una muy buena heliofanía y amplitud térmica en nuestra finca. Ambas cualidades permiten la elaboración de vinos con una gran estructura, producto de uvas con buena acidez, pH bajo y una alta concentración de aromas y color.
  • Nuestros suelos fueron originados por la descomposición y la desintegración de rocas y minerales de la cordillera de los Andes, que fueron transportados y depositados por acción de la gravedad, el deshielo, el agua y el viento. Principalmente cuentan con una textura franco-arenosa, con abundante presencia de canto rodado en profundidad. Además, si bien se trata de suelos de origen similar, su textura y estratificación es bastante heterogénea, debido a la forma en la que los materiales fueron depositados por el agua y el viento.
  • Agua de riego: el agua que utilizamos para irrigar nuestros viñedos es extraída por medio de tres pozos de 240 m de profundidad. Luego es presurizada y distribuida a través de un sistema de riego por goteo. La calidad del agua es excelente: 800 a 1000 micromhos/cm.
  • Debido a que nuestro viñedo posee una pendiente relativamente pronunciada, presenta un bajo riesgo de heladas tardías.
  • Protección antigranizo: el 100% del viñedo está protegido con mallas antigranizos.

Nuestra finca cuenta con 153 ha conducidas en espaldero alto, podadas en cordón de pitones e irrigadas mediante un sistema de riego por goteo. El objetivo actual de la empresa es producir uvas para la elaboración de vinos propios de niveles "A", "B" y "C". Actualmente, para cumplir este objetivo, se maneja el viñedo con el fin de homogenizar las parcelas lo más posible, dado que, debido a la heterogeneidad natural de los suelos, es normal que aparezcan zonas que manifiestan diferencias de vigor. Las zonas más débiles, además de atentar contra la rentabilidad, producen uvas que no maduran al mismo tiempo y afectan la calidad del vino. Las zonas demasiado vigorosas, además de requerir mayores esfuerzos de compensación como despampanadas, desbrotes, deshojes, raleos, etc., pueden producir aromas y sabores herbáceos, falta de color por exceso de sombra, uvas con pH alto y dilución de aromas, entre otros. Al homogenizar el viñedo lo más posible, obtenemos una uva sana, de calidad y con una maduración uniforme.

Para lograr este objetivo, utilizamos las técnicas de poda, raleo de brotes, fertilización sectorizada, raleo de racimos en el envero y deshoje en temporadas muy húmedas y lluviosas.

Cosecha:

La cosecha se realiza en forma manual y comienza en el mes de febrero, con variedades destinadas a la elaboración de "vino base" como Chardonnay y Pinot Noir. Luego se cosechan las uvas blancas destinadas a "vinos tranquilos" y, por último, las uvas destinadas a la elaboración de vinos tintos. La vendimia finaliza a finales del mes de abril, cuando ingresan a la bodega las uvas adquiridas en zonas frías del Valle de Uco. La fecha y el momento de cosecha dependen del destino de la uva (la calidad del producto que se va a elaborar) y del tiempo de maduración de cada variedad. Se determina midiendo periódicamente índices de madurez de la uva muestreada a campo, como la concentración de azúcar (grado Brix), la acidez total y el pH.

Pupila Biz php website development Pupila Biz desarrollo web php